miércoles, 25 de abril de 2012

Camiones Volkswagen brasileños

En enero del 1981, dos meses después de adquirir la Chrysler Motors do Brasil, la empresa Volkswagen introdujo en el mercado el E-13, primer camión movido con alcohol de Brasil. Más adelante, en 1984, vino el primer vehículo comercial movido con biogás (metano), el VW 6.140. Las exportaciones comenzaron durante el año siguiente y en 1993 llegó al mercado el primer chasis de ómnibus, el Volksbus 16.180 CO.

Vokswagen Constellation.

Sin embargo, fue en noviembre del 1996 que Volkswagen Camiones y Buses dio un gran salto en su tecnología y gestión, con la inauguración de la planta de la ciudad de Resende, al sur del estado de Rio de Janeiro. Todo comenzó en 1958 con el establecimiento de Simca do Brasil. En 1966, Chrysler compró el 92% de las acciones de esa compañía. Tres años más tarde la planta de camiones Dodge fue inaugurada y lanzaron el modelo D700. Volkswagen comenzó a participar en el control de la compañía en enero de 1979, en un proceso que se cerró con el lanzamiento formal de Volkswagen Caminhões Ltda. en febrero de 1981.

Desde el comienzo de sus operaciones, en 1996, la participación de la marca en el mercado de camiones ha crecido continuamente. Actualmente, la compañía ofrece al mercado brasileño una línea de camiones que va desde el ligero hasta el extra pesado, así como chasis de ómnibus para uso urbano e interurbano, que también se exportan a más de 40 países. Además, la planta se convirtió en una referencia mundial tras la creación del Centro Mundial Volkswagen para el Desarrollo de Camiones y Buses, un centro de investigaciones construido en Resende. La evolución que ha tenido la nueva planta y el centro de investigaciones fue tan importante que la tecnología desarrollada en Brasil ha sido aplicada en las plantas inauguradas en México y África del Sur.